Coaching Empresarial


COACHING LIDERAZGO

  • Es una conducta empresarial que, podríamos decir, que se encuentra en el extremo opuesto del “ordeno y mando”.
  • El coaching no se centra en los errores del pasado sino en las posibilidades futuras. Por tanto, sería conveniente ver  a las personas en términos de su potencial futuro y no tanto de su desempeño pasado.
  • Puede ser más difícil renunciar a dar órdenes que aprender a entrenar.
  • La meta del coach/gerente es la de desarrollar el conocimiento, la responsabilidad y la confianza del empleado en sí mismo. La confianza en nosotros mismos la demostraremos cuando tomemos decisiones y medidas de éxito, y reconozcamos toda nuestra responsabilidad en ambas.
  • Un gerente se debe considerar como un apoyo y no como una amenaza.
  • No pasar de un extremo a otro (del enfoque autocrático al estilo laissez faire) y esperar lo mejor del otro.
  • Alcanzaremos nuestro máximo potencial al optimizar nuestra propia individualidad y singularidad, jamás adoptando lo que otro considera como la mejor practica.
  • El coaching promueve la concentración, la atención y la observación. Al realizar preguntas abiertas se logra captar la atención del otro y se pone al cochee en la situación de tener que concentrarse para proporcionar una respuesta. Respuesta que si no encuentra fácilmente deberá observar en su entorno o dentro de sí mismo para hallar la solución. Todo esto no se consigue dando una instrucción, de ahí del poder del Coaching y de las preguntas poderosas.

El coaching de equipos y empresarial

 

Las funciones de un coach en este ámbito suelen ser, entre otras, las siguientes:

  • Mejorar las técnicas interpersonales y de comunicación.
  • Mejor gestión del tiempo.
  • Saber equilibrar la vida profesional y la vida privada.
  • Incrementar la productividad.
  • Afrontar conflictos.
  • Desarrollar a los colaboradores.
  • Más participación de mercado.
  • Mejorar el servicio al cliente.

 

Recientemente, el coaching se está imponiendo como alternativa a la reducción de personal, ya que sin despedir trabajadores se logra que la empresa obtenga más beneficios. Por tanto, en lugar de eliminar al capital humano de la empresa, se logra que éstos aporten valor a la misma.

El coaching para ejecutivos, directivos y líderes.

 

El Coaching ejecutivo es un acompañamiento individualizado y de colaboración entre un coach y un ejecutivo, director, gerente, supervisor… con el fin de alcanzar un cambio duradero en su conducta transformando, de esta forma, su calidad de vida profesional y personal.

Los ejecutivos se embarcan en un proceso de coaching por algunas de las siguientes razones:

  • Desean aprender alguna/s habilidad/es específicas.
  • Necesitan mejorar su eficiencia.
  • Quieren prevenir el fracaso o prepararse para promociones en su carrera.
  • Desean desarrollar las técnicas interpersonales y de comunicación.
  • Necesitan de una planificación ejecutiva estratégica y de resolución de problemas.
  • Quieren mejorar los resultados de la empresa.

 

En el coaching ejecutivo se distinguen cuatro funciones o roles:

  1. Coaching para habilidades o técnicas: se enfoca en un proyecto o tarea actual del cliente. 
  2. Coaching para el rendimiento: se centra en la efectividad del cliente en su trabajo actual. 
  3. Coaching para el desarrollo: se orienta hacia la nueva o futura carrera profesional de un ejecutivo. 
  4. Coaching para la agenda del ejecutivo: se enfoca en temas más amplios de la agenda de trabajo y/o personal del ejecutivo, lo que incluye mejores resultados de la empresa.

COACHING COMO ESTILO GERENCIAL

Las compañias hoy en día han identificado que el Coaching es el estilo gerencial de una cultura transformada.

¿Cuáles son las características de la nueva cultura empresarial?

  • La jerarquía cede paso al apoyo.
  • La censura a la evaluación honesta.
  • Las motivaciones externas son reemplazadas por la motivación interna.
  • Las barreras protectoras caen a medida que se desarrollan los equipos y el cambio ya no es temido sino bienvenido.
  • Ya no es necesario satisfacer al jefe sino complacer al cliente.
  • La reserva y la censura son reemplazadas por la apertura y la honestidad.
  • La presión del trabajo se convierte en una tarea estimulante.
  • Las soluciones a corto plazo ceden paso a la planificación estratégica a largo plazo.

 

Cuando lo deseo,

 tengo un mejor desempeño

 que cuando sé que es una obligación.
El deseo es mío, el deber es con los otros.
La automotivación es una cuestión de elección”

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.