COACHING LIDERAZGO

  • Es una conducta empresarial que, podríamos decir, que se encuentra en el extremo opuesto del “ordeno y mando”.
  • El coaching no se centra en los errores del pasado sino en las posibilidades futuras. Por tanto, sería conveniente ver  a las personas en términos de su potencial futuro y no tanto de su desempeño pasado.
  • Puede ser más difícil renunciar a dar órdenes que aprender a entrenar.
  • La meta del coach/gerente es la de desarrollar el conocimiento, la responsabilidad y la confianza del empleado en sí mismo. La confianza en nosotros mismos la demostraremos cuando tomemos decisiones y medidas de éxito, y reconozcamos toda nuestra responsabilidad en ambas.
  • Un gerente se debe considerar como un apoyo y no como una amenaza.
  • No pasar de un extremo a otro (del enfoque autocrático al estilo laissez faire) y esperar lo mejor del otro.
  • Alcanzaremos nuestro máximo potencial al optimizar nuestra propia individualidad y singularidad, jamás adoptando lo que otro considera como la mejor practica.
  • El coaching promueve la concentración, la atención y la observación. Al realizar preguntas abiertas se logra captar la atención del otro y se pone al cochee en la situación de tener que concentrarse para proporcionar una respuesta. Respuesta que si no encuentra fácilmente deberá observar en su entorno o dentro de sí mismo para hallar la solución. Todo esto no se consigue dando una instrucción, de ahí del poder del Coaching y de las preguntas poderosas.